EDUCATION POUR TOUS

EDUCATION POUR TOUS

Ecologie: éthique du milieu environnemental

6 appréciations
Hors-ligne
Ética del Medioambiente
Por Clément TSANGA MBIA

Antes de tratar del tema de la ética medioambiental, hace falta que aclaremoslo que entendemos por medioambiental. De hecho diríamos que es todo lo que hace
referencia al medio ambiente por lo tanto hablar de ello significa hablar de la
ecología. Esta disciplina etimológicamente viene del griego oikos (casa o hábitat) y raíz compartida con economía,el término ecología es atribuido al célebre biólogo alemán ErnstHeinrick Haeckel en 1869, que le dio el significado de economía de lanaturaleza. Actualmente, tras ser definida por Taylor en 1936 como laciencia de todas las relaciones, de todos los organismos, con todos sus
ambientes, la ecología goza de un sentido más amplio, pasando a ser una ciencia
de síntesis. La ecología es pues, la ciencia que se ocupa de las
interrelaciones existentes entre los organismos vivos, vegetales o animales, y
sus ambientes, ya que éstos no son entidades aisladas, sino que están
relacionadas entre sí y con el entorno. Respeto a esta disciplina hay una
evolución que se ha dado a lo largo de la historia para poder entenderlo. No
vamos a entrar en esta evolución sino intentar abordar la cuestión desde la
perspectiva que nos ofrece Hans Jonas en su libro El principio de Responsabilidad.  Para él, la responsabilidad es lavirtud que se ajusta al imperativo: "Obra de tal manera que no pongas en
peligro las condiciones de la continuidad indefinida de la humanidad en la
Tierra". Este mandato recuerda en su forma al imperativo categórico
kantiano, aunque tenga distinto contenido. Este imperativo es denominado por
Jonas "principio de responsabilidad".[/i]Así pues, el contenido de nuestraresponsabilidad consiste en hacer, en lo que esté a nuestro alcance, que la
vida sea posible sobre la tierra, en especial la vida humana, propiamente
humana. Así, pues, el concepto de responsabilidad que nos presenta Jonas apunta
sobre todo hacia el futuro del ser humano y de la Tierra, se trata
principalmente de una responsabilidad para con futuras generaciones. Esta idea
de responsabilidad es directamente aplicable al dominio ecológico, ya que
nuestro legado en el plano ecológico es, junto con el legado cultural, el
principal nexo que nos une con las futuras 
generaciones. A partir de todo lo que hemos subrayado podemos ya decir
que nuestra responsabilidad hacia el futuro tiene como base un principio de
responsabilidad vinculado con un desarrollo sostenible. Los problemas que encontramos hoy endía en la ética medioambiental no están vinculados a la educación ciudadana
sino a la pobreza por un lado y el agua potable por otro. Hablando de pobreza,
hay que decir que es lo que hace vulnerable esta planeta, de hecho el principal
problema de la ecología tiene que ver con ella, porque cuando hablamos de la
ecología no se trata de echar una vista fuera del real sino vivir desde lo
real. No podemos entonces tapar todos los problemas de hambre, de miseria, de
falta de agua potable, de falta de recursos mínimos sostenibles para vivir, y dedicarnos
a hablar de otra cosa cuando en realidad tenemos que enfrentar estos problemas
que nos sugiere la sociedad. Por lo tanto la ecología empieza a ser moral
cuando pone de manifiesto el problema de pobreza y el del bien estar de los
pueblos. La pregunta que nos podemos plantear ahora es ¿qué hacer ante estos
problemas? Ante todo hay que recordar que la ética no es una ciencia que
soluciona los problemas del mundo sino una disciplina que nos ofrece pistas de
reflexiones para poder abordar los problemas del mundo. De hecho lo que vamos a
continuar presentar entra en esta línea.  Una de las primeras pistas sería:-         La prudencia porque constituye el engranaje tradicional entre elconocimiento y la acción. La deliberación prudencial, sin embargo, es falible y
además hace que la responsabilidad de la acción sea indelegable. -         El principio de precaución como principio prudencial: el principio de precaución tiene muchoque ver con la prudencia aristotélica. Tanto “previsión” como “precaución”
vienen de la misma estirpe etimológica que “prudencia”. Además, prudencia y
precaución están en la misma categoría ontológica: ambas son [i]actitudes
.Por lo tanto no tiene interés el intentar una definición del principio de
precaución que permita una aplicación mecánica.  -         Versiones actuales de la prudencia: en esta parte se trata más de ver quésentido ofrece Aristóteles al concepto de prudencia. De hecho decimos que para
él la prudencia (phrónesis) es como “una disposición racional verdaderay práctica respecto de lo que es bueno y malo para el hombre”. En general, la
prudencia busca la sabiduría y la sabiduría potencia la prudencia humana. Con todo,
la prudencia merece ser buscada por sí misma, dado que se trata de una virtud.
Virtud, para Aristóteles, es “un hábito selectivo que consiste en un término
medio relativo a nosotros, determinado por la razón y por aquélla regla por la
cual decidiría el hombre prudente”. Así, la prudencia aristotélica en nuestros
días consiste en la conciencia de que el futuro está abierto y en la aceptación
de las consecuencias epistémicas y morales de esta condición de apertura. Todo
ello se concreta en actitudes como el falibilismode Peirce y Popper o la modestia intelectual de Hans Jonas. Y estas posiciones
de autores contemporáneos salen reforzadas si se entienden dentro del marco de
una ontología aristotélica. La actitudracional y prudente consiste básicamente en proteger la apertura de la acción
humana en el futuro, pues sabemos que habrá de enfrentarse a un mundo
(socio-natural) cuyo futuro también está abierto
. ¿Cómo habría que aplicar hoy elprincipio de precaución a las cuestiones ambientales?, ¿cómo proteger la
apertura de la acción humana en la cuestión de la capa de ozono?, ¿y en la del
cambio climático? Aquí proponemos dos soluciones: -         El principio de precaución y la capa de ozono-         El principio de precaución y el cambio climático La respuesta al cambio climático másajustada al principio de precaución se inscribiría en estas líneas generales: i)leve reducción de las emisiones de CO2 a corto plazo; ii) potenciación amedio plazo de las fuentes de energía no emisoras; iii) potenciación delcomercio global; y iv) fomento del desarrollo económico, que permitefinanciar la investigación e implantación de fuentes de energía no emisoras,
facilita la adopción de medidas de protección y favorece la educación
ambiental. Parece que este curso de acción, además de procurar una mejor
economía para los habitantes actuales de la Tierra y para futuras generaciones,
produciría a la larga un menor impacto del cambio climático. Tras de presentar estos puntos sobre laecología, nos toca ahora ver la Doctrina social de la Iglesia ante la cuestión
de la ecología. Hay que decir que en esta parte, más que una opinión, se trata
de ver las diferentes formas de entender la ecología hoy en día. De hecho
tendremos varias formas como:-         El antropocentrismo: la pregunta aquí es ¿todos los seresvivos de este planeta tienen el mismo valor? En el cap. 1 de la Gen., la
expresión “dominar y explotar la tierra” ofrece una cosmovisión judeocristiana
que pone al hombre como nuclear de la tradición religiosa. Por lo tanto es
causa de deterioración de la naturaleza. -         El humanismo: no es idéntico al anterior. Pone de manifiesto la idea segúnla cual, todos los seres vivos son valiosos. Pero la vid del ser humano es más
valiosa que los demás seres. El ser humano siendo dentro de la naturaleza no
puede servirse de ella porque no tiene un poder absoluto sobre ella. Por lo
tanto es responsable del cuidado de la naturaleza. La relación con la
naturaleza por lo tanto no se humaniza porque entra aquí el principio de
responsabilidad. Lo que una vez más nos recuerda a Hans Jonas que vincula la
responsabilidad con el pasado y el futuro. Es decir lo que hacemos hoy tiene
que ver con las generaciones futuras, de hecho nos podemos preguntar si ¿lo que
existe nos pueden imputar responsabilidad, es sostenible la responsabilidad
inclusiva del futuro sobre un marco metafísico? La Iglesia lo entiende entonces
como manifestación de nuestra fe tanto como en el pasado, presente como futuro.
El futuro es la condición de posibilidad de la plenitud. -         El socio centrismo representado por dos grupos: el eco feminismo y laecología. a-     El eco feminismo: la mujer y la naturaleza han sido dominadas y explotadasdebido a una misma ideología. De hecho la liberación de ambas debe ser conjunta
y eso pasa por la intervención del Estado. b-     La ecología social habla de los problemas ambientales como causas deproblemas sociales. En este sentido pone de manifiesto el injusto reparto de la
riqueza, y el consumismo. La solución sería un desarrollo sostenible que tenga
en la base la responsabilidad. Conclusión:El contenido de nuestra responsabilidad–hemos aceptado, con Hans Jonas consiste en hacer, en lo que esté a nuestro
alcance, que la vida sea posible sobre la tierra, en especial la vida humana,
propiamente humana, es decir, una vida en la que las personas de las futuras
generaciones puedan atribuirse deberes. La única fundamentación razonable de
nuestros compromisos para con el futuro de la humanidad y de la Tierra se halla
en el terreno de la metafísica, en el reconocimiento del valor intrínseco de
los seres, mayor en los vivientes y sobre todo en el ser humano.El concepto de responsabilidad comoresponsabilidad para con las futuras generaciones, nos ha llevado al de
desarrollo sostenible. Sin embargo, el propio concepto de desarrollo
sostenible, en el que se apoya hoy día la legitimidad de las políticas
ambientales, está sometido a controversia. Todavía tendría cierto sentido
reinterpretado en la línea de Jonas: más como un principio moral de compromiso
con la continuidad de la vida humana, que como una receta para la toma de
decisiones. A falta de algo semejante, hemos propuesto como guía de nuestra
acción ecológica el principio de precaución, hemos interpretado el mismo como
un principio prudencial, entendiendo aquí la prudencia en la línea de la phrónesisaristotélica. La correcta aplicación del principio de precaución es aquellaque tiende a proteger la apertura de la acción humana en el futuro, en un
futuro abierto que no podemos a ciencia cierta predecir. Una vez esclarecido el
significado del principio de precaución, vimos que éste se ha aplicado
correctamente en el tratamiento de los problemas relativos a la capa de ozono,
mientras que se está aplicando de un modo menos afortunado en la cuestión del cambio
climático.
Clément TSANGA MBIA
Coach en Marketing des entreprises et d´eveloppement de la personne.
Membre officiel du Programme International des Maitres d'Arts Martiaux et professeurs des centres socio-educatifs contre les addictions "Las Escuelas Hermanas"

Répondre
Pseudo :
Adresse e-mail:


Se souvenir de mes infos ( pseudo et e-mail ) :
Cochez la case ci-contre :

Inscrivez-vous au blog

Soyez prévenu par email des prochaines mises à jour

Rejoignez les 107 autres membres